Maternidad, un camino hacia tu crecimiento personal

May 25, 2021
maternidad
La maternidad tiene varias aristas, una de ellas es tu crecimiento personal. Te regalamos una visión diferente de cómo combinar ambos aspectos en tu vida.
 
La maternidad es uno de los cambios más drásticos que han acontecido en tu vida. Al comienzo, fue emocionante, inesperado, te dio miedo. Todas estas reacciones son normales. Es por ello que este acontecimiento no pasará como otro más.
 
Entre dudas y pensamientos idealizados de la maternidad, un día nace, y te da la bienvenida a tu nueva realidad. Como resultado, compruebas que es cierto que te conviertes en la mujer más feliz del mundo. Pero, también te enfrentas a perder todo el control que antes tenías sobre tu vida.
 
 

Lo que no te contaron de la maternidad

 

 

Lo primero y más inquietante que no te contaron sobre la maternidad es que en algún momento no sabrás qué hacer. Puede que, nadie se te acercara y te dijera esto. Por el contrario, mucho se queda a cargo de tu instinto maternal. Es entonces que te cuestionas muchas cosas cuando no logras que tu bebé duerma bien. Pero, ¿realmente debes conocer de manera instintiva cómo debe dormir tu bebé? La respuesta es no. El que tu bebé duerma bien no es instintivo, conlleva desarrollar nuevo conocimiento y habilidades. Aquí te cuento cuáles.
 
 

Ante la maternidad deberás desarrollar nuevas habilidades:

 

 

1. Conocer los patrones de sueño de tu bebé

 
Algunos necesitan dormir más, otros se resisten. A medida que tu pequeño crece, su forma de dormir cambia y se hace más predecible.
 
2. Pedir ayuda siempre que la necesites
 
Algo muy común es creer que las mujeres todo lo podemos. Tú eres así, pero no abuses de tus fuerzas. Si necesitas ayuda, pídela. No es señal de debilidad, sino de sabiduría.
 
3. Interpretar señales
 
Te toca saber con solo mirarlo, cuando tiene hambre y cuando está satisfecho. Si llora, por ejemplo, aprenderás cuando es porque quiere estar cerca de ti o porque necesita que le cambies el pañal.
 
Todo esto es sencillo. El gran reto es darte cuenta de que cada día de maternidad supone una oportunidad para tu crecimiento personal.
 
 

Un camino directo a tu crecimiento personal

 

 

Tenías claro que con la maternidad conocerías el amor de tu vida. Pero, el otro regalo es desarrollar una capacidad extraordinaria para aprender de ti. Eres más consciente de tus emociones, pensamientos, ideas, relaciones y experiencias. Desde el papel de aprendiz de mamá enfrentas los nuevos desafíos de la vida.

 
Tu desarrollo integral ya no es una opción, es una obligación. Tú quieres darle lo mejor de este mundo a tu pequeño. Eso solo puede suceder si te conviertes en la mejor versión de ti misma.
 
Tu crecimiento personal se ve limitado por:
 
✔ Pensamientos negativos respecto a tus capacidades.
✔ Expectativas limitadas en relación con el mundo que te rodea.
✔ La depresión.
✔ Poca tolerancia a la frustración.
 
 

Para potenciar tu crecimiento personal utiliza estos recursos:

 

 

Emplea la comunicación asertiva (describe cómo te sientes, en el momento en que lo sientes, por ejemplo: Al papá de tu hijo, me siento cansada, y de mal humor, necesito que me ayudes con…).
 
Acéptate como eres (evita las comparaciones. Empieza por revisar tus redes sociales y deja de seguir aquel blog que al verlo te provoca un sentimiento de insatisfacción con tu vida. Es difícil dejar de compararnos cuando vemos vidas “perfectas”).
 
Establece objetivos y metas que puedas alcanzar (Por ejemplo: No te propongas bajar 10 kilos, proponte bajar 500 gramos cada semana).
 
Identifica los estereotipos que te limitan (Justo ese comentario de tu mamá que aún resuena en tu mente. “Una vez que te cases, debes olvidarte de ti”, por ejemplo).
 
Reconoce tus propias necesidades (Necesito un baño sin que nadie me moleste, por ejemplo).
 
Aprende a gestionar las emociones (Esto va de reconocer si nos sentimos tristes o enojadas, aceptarlo, y actuar por consiguiente. Por ejemplo, si te sientes triste, se vale desahogarse con alguien).
 
Enfócate en aumentar tu calidad de vida (En esta yo te puedo ayudar a mejorar el sueño de tu bebé).
 
Preocúpate por reducir el estrés.
 
La decisión es tuya. Puedes asumir la maternidad como un proceso estresante o como un crecimiento constante. Recuerda, somos un 10 % lo que nos pasa y un 90 % como reaccionamos.
 
Comparte este artículo en tus redes sociales. Seguimos sumando madres felices.
 
¡Un abrazo, Mombie!
 
 
 

Se acabaron los despertares nocturnos, las noches en vela, y las mañanas agotadoras que no benefician a nadie. 

Curso Online Happy Sleep

Aprende la metodología probada para ayudar a tu bebé a dormir toda la noche.

Más Información