Sueño, salud y crecimiento infantil

Apr 21, 2021
dormir bien
Existen 5 hábitos de sueño que toda mamá debe enseñar a su pequeño desde que nace. Estas son las claves para que cada noche tu bebé tenga una nueva oportunidad de vivir una vida saludable.
 
 

¿Está relacionado el sueño con el crecimiento de tu pequeño?

 
 
Esta es la última pregunta que te haces cuando la bendición de la casa se ha tomado una hora para dormirse. Luego, si en la noche se despierta en incontables ocasiones, lo único que quieres es gritar: ¡ya, no aguanto más!
 
¡Siempre lo logras!, no sabes cómo, pero recuperas el control. Y es entonces que más allá de la desesperación te preocupas por la salud de tu tesorito. Te han contado que el sueño en los bebés se relaciona con su crecimiento. ¿Qué hay de cierto en esta afirmación?
 
¡Te explico! Aunque el sueño es un proceso de tipo complejo aún en investigación, existen evidencias científicas que prueban esta relación. Mientras tu bebé duerme se produce un proceso favorable a la síntesis de la hormona del crecimiento.
 
Durante el sueño tienen lugar actividades de gran trascendencia para el equilibrio psíquico y físico de tu pequeño. Al dormir, se producen modificaciones hormonales, bioquímicas y metabólicas. Todas estas son imprescindibles para su salud.
 
 

Estos son otros beneficios que un sueño de buena calidad aporta al bienestar de tu bebé

 

 

 
1. Regeneración y restauración orgánica. Ante un raspón la herida de tu bebé sanará más rápido.
 
2. Conservación de energía. Los alimentos le aportan a tu pequeño las fuerzas necesarias para vivir. Pero, si en la noche no concilia un sueño profundo esta energía se disipa y al otro día puede sentirse agotado.
 
3. Estímulo del sistema inmune. Ante una gripe, por ejemplo, si tu bebé tiene un sueño de calidad estará en una mejor condición para combatirlo de forma natural.
 
4. Aumento de síntesis de proteínas y de la absorción de aminoácidos por los tejidos. Los alimentos ejercen una función nutritiva mejor en tu hijo, si es capaz de dormir la cantidad de horas recomendadas para su edad.
 
Pues sí, tienes toda la razón. El sueño influye en el crecimiento y en otras funciones determinantes para la salud de tu pequeñín. Pero no te angusties, tú puedes retomar el control de las noches en casa.
 
 

¿Cómo lograr un sueño de buena calidad para tu bebé?

 

 

 
 
Vas sumando metas en tu plan de ser tu mejor versión como mamá. Quieres que tu bebé logre dormir y, además, que sea un sueño reparador. ¡Muy bien! Esa es la actitud, te muestro cómo puedes alcanzar ambos objetivos de una vez.
 
Se trata de crear hábitos de sueño correctos:
 
1. Asegúrate de que tu bebé duerme el número de horas necesarias
 
Cada edad posee requerimientos de sueños diferentes. Es importante comenzar identificando con claridad tu problema. ¿Son solo los despertares nocturnos los que te afectan?, ¿Te preocupa que tu bebé no duerme lo suficiente? En consecuencia, podrás buscar la ayuda correcta.
 
2. Establece un ritual de sueño antes de dormir
 
Esto lo prepara de forma cariñosa en la transición al sueño. Así puedes cambiar de la escena de gritos que hoy estás viviendo a un proceso divertido entre risitas y cantos.
 
3. Acuéstalo siempre a la misma hora
 
Para ello es necesario que un tiempo antes comiences a preparar un ambiente favorable. Si estableces horarios de sueño para tu pequeño le ayudas a que poco a poco le tome afecto a su camita. Esta costumbre de siempre realizar una misma acción a un horario similar, le enseña cuál es la hora de dormir.
 
4. Disminuye de forma progresiva la ayuda que le das para conciliar el sueño
 
Para ello te propongo que emplees la escalera Happy Nights. Al inicio lo cargarás para dormirlo. Luego pasas a acariciarlo de forma intermitente. En el tercer nivel vas a acompañarlo solo con tu presencia. Por último, el nivel deseado: dormir. Aquí le darás la oportunidad de que concilie el sueño por sí solo. Te tomará algunos días, pero sé que puedes conseguirlo.
 
5. Elimina o reduce las tomas nocturnas
 
Llegado este punto es necesario que consultes con tu pediatra respecto a si las tomas que realiza tu pequeño en el día son suficientes. Con base en ello irás disminuyendo gradualmente el número de minutos y onzas de las tomas nocturnas.
 
En este proceso te puedes apoyar en el dream feed. Esto no es más que un método de alimentación donde empleas tomas preventivas. No te preocupes, lo puedes hacer mientras tu chiquito duerme.
 
Si quieres cambiar tus noches debes comenzar por cultivar buenos hábitos en tu bebé. Recuerda, el sueño, la salud y el crecimiento siempre van de la mano.
 
 
¡Abrazo grande! 
 
 
 

Se acabaron los despertares nocturnos, las noches en vela, y las mañanas agotadoras que no benefician a nadie. 

Curso Online Happy Sleep

Aprende la metodología probada para ayudar a tu bebé a dormir toda la noche.

Más Información