¿Es un brote de crecimiento o son malos hábitos de sueño infantil?

El sueño infantil es uno de esos retos que te impone la maternidad. En los primeros años de vida de tu bebé puede ser que en ocasiones sientas que te supera. Pero, claro que no es así. Has buscado ayuda y estás aprendiendo cómo manejar el sueño de tu bebé.


Justo cuando comenzaba a dormir con mayor regularidad, comienza de nuevo la pesadilla. Ahora solo quiere conciliar el sueño si es pegado a tu pecho.


¿Será que los hábitos de sueño infantil que le estás enseñando no son los correctos? O, algo más está pasando.



¿Qué es un brote de crecimiento?


Si de sueño infantil se trata, lo último que se te ocurre pensar es que tu bebé pasa por un brote de crecimiento. Si no estás familiarizada con el término, te explico. El brote de crecimiento es un pico de crecimiento que experimenta tu bebé durante su primer año de vida.


Estos son momentos en el desarrollo de tu pequeño donde su crecimiento supera el ritmo medio.


Imagínate que un niño en edad escolar crece 5 cm como promedio. En su adolescencia aproximadamente 10 cm. Pero, en su primer año de vida su crecimiento puede alcanzar los 25 cm. Estos “estirones” no pasan desapercibidos.


Tu pequeño demandará más leche pues necesita cubrir sus necesidades ante este rápido crecimiento. Tu chiquito tendrá cambios en su conducta. Cuando te cuente cuáles son estas modificaciones en su comportamiento, entenderás mejor lo que te está pasando.