6 tips para que tu hijo no se sienta desplazado por la llegada de su hermanito

¡Es una realidad! Pronto tendrás en casa a un nuevo bebé y a veces pudieras sentir que te

invaden sentimientos encontrados. Estás emocionada pero también tienes miedos o dudas, de como será tu vida de ahora en adelante, si tu primer hijo o hija lo recibirá con gusto o si tendrá celos, en fin, lo que si es algo muy cierto es que tu vida va a cambiar. Tu día a día se modificará, pero eso no tiene que significar algo malo.


Tal vez al leer el párrafo anterior creas que todo será un caos, ¿Cómo podré con todo? La logística, los sentimientos, la atención compartida son cambios importantes sin duda, pero te puedo garantizar que estas lista para ello.



Esta llegada de un integrante nuevo de la familia hará que todo crezca, el amor, la felicidad, los hermosos recuerdos.


Puede que recuerdes un poco como fue tu estilo de crianza con el primer bebé, y es que cuando somos madres primerizas vamos aprendiendo sobre la marcha y quiero decirte que con el hermanito sucederá lo mismo, irás aprendiendo un día a la vez como ser mamá de dos.


Empezarás a fluir con los requerimientos de ambos en momentos simultáneos, por ejemplo: bebé ya se hizo popó pero también tienes a tu toddler gritando junto a ti las canciones de la granja del tío pepe.



Las mujeres somos multitasking, ten la plena seguridad de que iras desarrollando todas las habilidades necesarias para superar este nuevo reto. La invitación que te hago es a que le des menor importancia a aquellas cosas que pueden esperar y darle prioridad a aquellas que tienen mayor importancia.